6.8.14

Frío, frío... caliente, caliente...

En nuestros dos posteos anteriores (este y este), vimos la generalidad del círculo cromático y los colores: primarios, secundarios y terciarios.

Hoy nos vamos a dedicar a una nueva clasificación: colores fríos y cálidos. 
Cómo podrán imaginar, no tiene que ver con la temperatura en sí misma, sino con uno de los atributos del color: su tono, que es el que provoca estímulos que mentalmente asociamos con sensaciones frías o cálidas.

Colores Fríos
Son los verdes, azules y violetas. En general son apaciguadores y están vinculados al agua y a las vibraciones más elevadas, a los centros energéticos superiores: estos tonos armonizan y, sobre todo, tranquilizan. Si tuviéramos que elegir el momento más propicio para utilizar estos colores será cuando estemos más estresados, nerviosos o con alguna preocupación.  
-¿No les pasa que, mientras leen esto, ya tienen una imagen mental relajante en la que predomina uno de estos colores?- 

Teniendo en cuenta la psicología del color, estos serían los significados atribuidos a los colores fríos:

Azul: Es el color de la espiritualidad, simboliza al cielo.  Es también el que representa armonía y fidelidad. Se asocia entonces con la contemplación, oración, relajación, equilibrio emocional y pacifismo. 

Verde: Es el color de la sanación, el color de los médicos. Tiene la vibración del crecimiento, la expansión y el rejuvenecimiento. Simboliza la armonía y la paz. Tranquiliza los nervios y calma el espíritu.

Violeta: Es el color de lo místico, lo mágico, la transmutación y de la inspiración. Las personas que tienen preferencia por el violeta son personas de carácter muy firme, con buenas habilidades mentales, saben razonar, son íntegras.

Colores Cálidos
Momento. Antes de leer, se aventuran a decir cuales son?
Ajá.  Si pensaron en los rojos, amarillos y naranjas, están en lo cierto! Se los vincula con el fuego y nos energizan y nos activan. Son ideales para esos momentos en que estamos depresivos, melancólicos o “con poca pila”, cansados y malhumorados.

Tomando en cuenta nuevamente la psicología del color, estas serían las interpretaciones:

Rojo: Representa el cuerpo, la tierra. Rojo indica vida, fuerza, vigor, resistencia. Aumenta la vitalidad del cuerpo físico y la capacidad de lucha por la vida. Proporciona ayuda en los estados depresivos y apáticos.

Naranja: Significa vitalidad, autocontrol, los frutos de la tierra, conexión con la naturaleza, espíritu joven, buena salud, confianza en sí mismo. La preferencia por el naranja refleja un temperamento artístico. 

Amarillo: Significa buena salud, simpatía, facilidad de aprender, alegría, receptividad, desarrollo del intelecto, sabiduría, creatividad, carácter fuerte. El amarillo ayuda en los cambios, a tomar decisiones y trae claridad mental.

¿Vieron que interesante es todo lo que un color dice más allá de sí mismo?
Lo mejor de todo, es que aparte de disfrutarlos porque sí, podemos aprovecharlos en nuestro beneficio.
Se los pongo más fácil... con este juego:

Imaginen que están ayudando a una amiga que se va a mudar, a elegir los colores para pintar su nueva casa.  Saben que ella quiere que sea un lugar armónico, de encuentro, pero respetando las individualidades de cada uno.
La info familiar es esta: su amiga y el marido trabajan todo el día fuera de la casa (ella en un banco, como oficial de cuentas, y él es gerente de personal de una fábrica).  Tienen dos hijos: Tomás de 12 años, un pancho que se la pasa tirado en la cama jugando a la play; y Ana de 9 años, inquieta, con gusto por los deportes y dotes de bailarina.  
La abuelita los cuida hasta que llegan sus papás.

¿Qué colores sugerirían para cada habitación de la casa?
Cocina-comedor
Living / Sala de estar
Cuarto matrimonial
Cuarto de Ana
Cuarto de Tomás

Yo armé un tablero de Pinterest (loado seas oh, Pinterest!) con mi elección:


Vean todo el tablero aquí

Pueden animarse a compartir lo que pensaron, pero sobre todo pueden hacer otro ejercicio más personal:
ver qué colores los rodean, cuales eligen ustedes generalmente, y cuales les vendrían muy bien en estos momentos.
Digo, como para sacarle el jugo al post…

Entre nos: terminé de escribir esta expresión y se me vino a la cabeza, irremediablemente, esta imagen:


Vean todo el tablero aquí

¿Será que no puedo dejar de pensar en colores?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...